Posteado por: Comunidad Politica | 5 julio, 2012

05 de Julio – Rechazo a Segunda Invasión Inglesa

El 5 de Julio de 1807 las tropas británicas, luego de tomar Montevideo, son rechazadas por las fuerzas defensoras de Buenos Aires al mando de Santiago de Liniers.

Las fuerzas criollas se componían no sólo de las tropas oficiales, sino también de numerosas milicias urbanas, integradas por la población nativa a quienes se había armado y organizado militarmente durante el curso de las invasiones; el proceso es conocido como “la Defensa”.

Mientras los soldados ingleses tomaban las casas, por los fondos los Húsares al mando de Juan Martín de Pueyrredón los iban apresando y enviando al fuerte. Las columnas que llegaban a las barrancas tenían fuego permanente desde las casas y desde las Iglesias.

Algunos documentos de los capitanes ingleses mencionan que, como en el bajo las casas eran pulperías y los oficiales para impedir que los soldados se emborracharan rompieron todas las botellas y barricas a sablazos y culatazos, al tiempo que recibían piedrazos y eran repelidos con agua hirviendo o aceite. La mayoría de estas columnas se fueron rindiendo hacia el medio día .

Finalmente el 7 de julio, el general inglés Whitelocke comunicó la aceptación de la capitulación propuesta por Liniers el 5 de Julio y a la cual – por exigencia de Martín de Álzaga – se le había añadido un plazo de dos meses para abandonar Montevideo. Las tropas británicas se retiraron de Buenos Aires; abandonarían la banda oriental recién el 9 de septiembre.

De regreso al Reino Unido, una corte marcial encontró a Whitelocke culpable de todos los cargos excepto uno y fue removido de su función, al declarársele incapaz de servir a la Corona inglesa. Uno de los factores determinantes para esta decisión, fue el hecho que el general hubiera aceptado la devolución de Montevideo.

La resistencia del pueblo y su participación activa en la Defensa de 1807, aumentó el poder y la popularidad de los líderes criollos e incrementó la influencia y el fervor de los grupos independentistas. Paralelamente, quedó en evidencia la incapacidad de la metrópoli española de defender a sus colonias en el contexto de los conflictos internacionales de la época.

La cultura rioplatense ubica a “la Reconquista” (1806) y “la Defensa” (1807) de Buenos Aires ante las Invasiones inglesas en un lugar relevante como antecedente inmediato de la Revolución de mayo de 1810 que dio inicio al proceso de Independencia de la Argentina e Hispanoamérica.

Durante su curso, por primera vez prevaleció la voluntad del pueblo por sobre el mando del Rey de España, cuando mediante el cabildo abierto del 10 de febrero de 1807, los vecinos de Buenos Aires depusieron al virrey designado por el rey, para elegir al francés Santiago de Liniers en su lugar.

Asimismo, la creación en esa ocasión del Regimiento de Patricios, como milicias populares voluntarias, y la elección por parte de los propios milicianos del potosino Cornelio Saavedra -futuro presidente de la Primera Junta patria- como jefe del cuerpo, sentó la bases de un ejército patriota capaz de alzarse contra las tropas realistas.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: