Posteado por: Comunidad Politica | 30 abril, 2013

30 de Abril – Federico Grote Pbro.

Federico Grote, fundador de los Círculos de Obreros, nació el 16 de julio de 1853 en Munster de Wesfalia (Alemania). Fue ordenado sacerdote el 8 de junio de 1878. Al año siguiente se trasladó como misionero a América. Permaneció cinco años en Ecuador, y llegó a Buenos Aires en 1884.

Su misión despierta a partir del pensamiento luminoso de la Encíclica Rerum Novarum, cuyo autor fuera el Papa León XIII. Precisamente sobre este documento diría Grote: “…En ella escuché la voz de Dios y ya nada fue capaz de detenerme…”. Así nacen los Círculos de Obreros, el 2 de febrero de 1892.

Grote fue un precursor. Antes que nadie previó el planteamiento de la cuestión obrera argentina. La obra de los Círculos de armonización de clases y mejoramiento de la vida de los trabajadores y sus familias, concretó en nuestra patria la más valiosa y fecunda acción social.

Fue el primero en nuestro país que pensó y actuó por el hombre y joven del trabajo. Gracias a su acción precursora llegó a todos los rincones la voz orientadora de la Iglesia en materia social, en especial, a la gente más humilde de los campos y ciudades. Tras la figura de Grote se fueron agolpando los obreros y laicos comprometidos. Sus voces llegaron hasta los poderes públicos, que ante la claridad de las mismas, debieron escuchar.

Sobre los Círculos de Obreros, a quien no puso el nombre de católico para que sea una institución de puertas ampliamente abiertas y entraran por ella muchedumbre de obreros. Acerca de todo esto el padre Grote decía: “…la obra debe ser más sencilla. Simplemente nos llamaremos, Círculo de Obreros. Amplitud absoluta en la admisión de socios, puertas ampliamente abiertas, para que entren por ellas multitudes a quienes sólo puede ganar Cristo, nunca nosotros”

En cada uno de los Círculos se encendió la llama de redención del trabajador y su familia, de la humanización del capital, de la igualdad espiritual y del amor cristiano. Fue Grote un luchador incansable, alma y nervio de los Círculos, su prédica no fue en vano. Fueron gracias a su lucha y entrega muchas de las conquistas que hoy ostentan los trabajadores. Su palabra era difundida a través de medios radiales y escritos, destacándose en la creación de diversas revistas de difusión a través de los Círculos de Obreros y sobresaliendo, sin duda, la fundación del diario “El Pueblo” el 1° de Abril de 1900.

Grote tenía dos grandes amores: la Iglesia y los Obreros. Su apego a esta consigna le permitió que en su primera peregrinación al Santuario de la Virgen de Luján, en septiembre de 1893, lo acompañaran más de 400 obreros.

Falleció un 30 de abril de 1940, paradójicamente en vísperas del día del trabajo. Sus restos descansan en el Panteón Social de la Federación, ubicado en el Cementerio de Chacarita, de la Ciudad de Buenos Aires.

Hoy a más de cien años de su creación, los Círculos a través de sus más de cuarenta filiales continúan su obra por el bienestar de los trabajadores y sus familias.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: